ABBA: Mamma Mia!

anuncios aqui

El boom eterno: sus temas nuevamente encabezan los charts y están en boca de todos gracias a la llegada del musical protagonizado por Meryl Streep a la pantalla grande.

“Queremos que nos recuerden como éramos”. Esta fue la frase que pronunciaron los integrantes de ABBA durante la premiere en Estocolmo de Mamma Mía!, el musical que ya es un éxito de taquilla alrededor del planeta y que el 21 de agosto tendrá su estreno en las carteleras locales. Invitado especialmente por la protagonista del film, Meryl Streep, el cuarteto sueco caminó la alfombra roja y se volvió a juntar luego de que pasaran 16 años de la última vez, cuando la gira Zoo TV de U2 pisó Suecia y Bono los sedujo para subir al escenario e informalmente plegarse a su banda en una interpretación del clásico “Dancing Queen”. La declaración que abre este artículo, es la bandera que flamean Anni-Frid “Frida” Lyngstad, Benny Andersson, Björn Ulvaeus y Agnetha Fältskog para, de una sensata manera, justificar su ausencia desde aquel lejano 11 de diciembre de 1982. En dicha oportunidad, ABBA le cerraba el telón a su trayectoria y saludaba vía satélite a todo el mundo durante un concierto en su tierra natal. Poniéndole un rotundo punto final al fenómeno más contundente de la música popular de todos los tiempos. Así, desde que los matrimonios que conformaban Björn – Agnetha y Frida – Benny congeniaron en una playa de Chipre algún día de abril de 1970, el grupo alcanzó niveles de suceso sólo comparable a la revolución trazada por los Beatles en los sesenta. Su acercamiento desprejuiciado al pop y a los ritmos bailables provocaron un impacto tan expansivo que, hasta la fecha, su discografía vende un promedio de tres millones de copias anuales. Estas cifras escalofriantes para un proyecto que desapareció hace más de un cuarto de siglo, lograron que la reunión de ABBA se convierta en una obsesión de la industria del entretenimiento. Un dato ilustrativo es que, en diciembre pasado, el cuarteto rechazó una oferta de mil millones de dólares (sí, sí, 1000) por un tour alrededor del mundo.El ofrecimiento no es caprichoso ni, mucho menos, dadivoso. Los empresarios saben perfectamente que, en tiempos donde la nostalgia cotiza en bolsa, poner a ABBA nuevamente en la ruta significaría un golpe de efecto maestro en términos redituables. Así y todo, Björn, Agnetha, Frida y Benny se mantienen inmutables a las presiones económicas y al clamor de las masas. Cada uno cruzó largamente la barrera de los 50 años y viven sus días alejados de la histeria que proyecta el show business. Por ejemplo, la morena Anni-Frid Lyngstad, luego de entrar en la realeza sueca por su casamiento con el ahora fallecido Príncipe Heinrich Ruzzo Reuss Von Plauen, se dedica a reunir fondos para obras de caridad y concientizar a la población en referencia a la problemática ambiental. Su último coqueteo con la música fue en 1996, año en el que publicó su quinto trabajo solista, Djupa Andetag. En contraposición, la blonda y bellísima, Agnetha Fältskog, quién es un icono en Suecia y conocida bajo el título de “La Greta Garbo local”, después de separarse de su ex compañero de Abba, Björn Ulvaeus (de su relación nacieron dos hijos: Linda y Christian) volvió a contraer matrimonio en 1990 para divorciarse apenas tres temporadas más tarde. Mientras que su segunda placa, My Colouring Book, llegó a las bateas en el 2004.En el rincón masculino, Björn y Benny Andersson mantuvieron estrechos sus lazos artísticos y comerciales. Su proyecto madre es Mamma Mía!, el musical producido en conjunto hace casi una década y que acaba de aterrizar en los cines, luego de un éxito arrollador en las salas de Broadway y los principales reductos de Europa. También, a pesar de que ellos lo negaron públicamente en varios medios de prensa, se los asocia a la creación de los criticados pero igualmente exitosos A-Teens (forzados a modificar el nombre original de ABBA Teens, justamente, por intimación de la dupla), el engendro adolescente que se cargó el legado de clásicos de la talla de "Super Trouper", "Gimme! Gimme! Gimme!" y "Dancing Queen" para arrasar con los charts.En definitiva, con más de cuatrocientos millones de discos vendidos, canciones cantadas en todos los idiomas y un culto que simula no tener fecha de vencimiento, el espíritu de ABBA está firme en el trono del pop y su corona desprende un brillo que parece intensificarse al calor de las nuevas generaciones… ¡Mamma Mía!

Recuerda que tu mensaje será previamente revisado antes de que aparezca en el blog, no dejes Spam ni mensajes fuera de lugar, toda critica es buena y serán aceptadas, Gracias por visitar el blog y esperamos tu pronta visita nuevamente!!!